CONSILIUM
Club de Relaciones Internacionales
CONSILIUM
Club de Relaciones Internacionales
CONSILIUM

La desconfianza como puente de integración en Europa

La desconfianza: precedente de la integración en Europa

La historia de Europa ha marcado constantemente el sistema internacional por hechos que son estudiados hasta la actualidad. Durante la primera mitad del siglo XX, la primera y segunda guerra mundial marcaron al mundo entero y se convirtieron en los casos más analizados de este continente; y es a partir de estos escenarios que se ha cuestionado el logro de que un continente tan dividido hace menos de 100 años, hoy en día sea uno de los casos de integración más grandes y funcionales. 

Teniendo en cuenta lo mencionado anteriormente, le sumaremos el inicio de las bases para la integración, y así poder tomarlas en cuenta ya que esto se relaciona con las relaciones entre los estados europeos, pero no con la idea de cooperar y así fortalecerse después de las devastadoras batallas en sus territorios, sino sobreponer la desconfianza hacía un estado en específico. Alemania, un estado que quedó dividido al final de la segunda guerra mundial, quien durante sendos conflictos causó relaciones tensas con sus estados vecinos. Principalmente con Francia, se libraron diferentes batallas en las que poseían gran ventaja durante la Primera y Segunda Guerra Mundial. Fue debido a las invasiones realizadas por los alemanes que la percepción que se tenía del país como una amenaza para el gobierno francés incrementó mucho más así como para todos aquellos que habrían participaron activamente para el fin de ambas Guerras. Esta tensa relación marcó los cimientos para la búsqueda de medidas para contrarrestar la amenaza que representaba Alemania en Europa. 

Aunque los alemanes terminaron rindiéndose el 7 de mayo de 1945, en territorio francés, eso no redujo la perspectiva que se tenía sobre el país, puesto que en dos ocasiones habían sido el detonante de conflictos en la región. Sin embargo, las ideas que se tenían sobre el país se aliviaron en el plano internacional al saber que, tras su rendimiento, el país se dividió, pero como sabemos, a base de historia, esta división no fue permanente. Por años las acciones políticas pragmáticas de Alemania fueron la base de la desconfianza para el resto de actores internacionales y como consecuencia se inició con la búsqueda de soluciones para mantener la tranquilidad y paz en países tan perjudicados por las crisis.

Es durante la búsqueda de aquellas soluciones que Alemania se encontraba en una posición devastadora en su política interna y externa, el país dividido, con la población atravesando una crisis sentimental nacionalista, lidiando con juicios y bajo el ojo de la comunidad internacional, necesitaban encontrar la forma de volver a sentirse parte del continente; En la política externa encontrándose bajo sanciones internacionales, y el continuo cuestionamiento de países como Francia, políticos alemanes en este caso específicamente el Canciller Konrad Adenauer, se encontraban dispuestos a dar concesiones que permitieran al país recuperar libertad de acción e igual de derechos, consideraba que para esto era necesaria la reconciliación franco-alemana. Es así como surgió la oportunidad cuando el Ministro de Asuntos Exteriores de Francia (1948-1952), Robert Schuman, quien desempeñó el papel de negociador para finalizar la Segunda Guerra Mundial, nuevamente haría aparición en el escenario internacional el 9 de mayo de 1950, a través de una declaración que sería recordada como la declaración de Schuman, donde propondría la creación de una autoridad conjunta supranacional que vería la producción de carbón y acero de Francia y Alemania con la posibilidad de que otros países europeos participen de dicho intercambio. Es entonces que esta autoridad marcó el inicio de la integración europea la cual fue escalando en los grados de integración que se conocen. Esta propuesta, además de representar intereses de Francia, también desempeñaría un papel preventivo de futuros conflictos que podrían surgir, puesto que la solidaridad en la producción así establecida dejaría en claro que cualquier guerra entre Francia y Alemania se vuelve no sólo impensable, sino comercialmente imposible (Domingo, 2023).

Robert Schuman también predeciría en su declaración el crecimiento de esta integración, De esta manera se realizará simple y rápidamente esa fusión de intereses que es indispensable para el establecimiento de un sistema económico común; puede ser la levadura a partir de la cual pueda crecer una comunidad más amplia y más profunda entre países que durante mucho tiempo se han opuesto entre sí por divisiones sanguinarias (Luzárraga, 2020).

El control mutuo en la producción de carbón y acero, sería el instrumento clave para desarrollar y fomentar la confianza entre los los Estados, principalmente entre Francia y Alemania, es así como el 18 de abril de 1951, en París, a través de un tratado firmado por Francia, Bélgica, Italia, Países Bajos, Luxemburgo y la República Federal de Alemania, se fundaría la “Comunidad Europea para el Carbón y Acero¨ (CECA), con un vigor de 50 años. Fue durante este periodo que algunos estados pertenecientes propondrían la reducción de impuestos entre países miembros y daría paso a la creciente integración económico, que tuvo como consecuencia que, el 25 de marzo de 1957, se firma en Roma el ¨Tratado sobre la fundación de la Comunidad Económica Europea¨, que entró en vigor el 1 de enero del siguiente año, estableciendo una unión aduanera con la meta de un mercado común. Estos hechos desencadenaron más acontecimientos y creación de instrumentos de integración para seguir avanzando, pero en 1989, tras la caída del muro de Berlín y el inicio de la posibilidad de reunificación alemana, volvió a surgir la desconfianza y temor de las acciones políticas que se podrían desencadenar. Este efecto en dominó aceleró el proceso de unificación que había iniciado con la creación de la CECA, y ahora se vería plasmado en 1991 con la firma del Tratado de Unión Europea, firmado en Maastricht. Recordemos que esta unión siempre planteó como objetivo la cooperación económica y política; la liberación de fronteras; seguridad común; así como cooperación en asuntos internos en busca de fortalecer la identidad europea. 

La actual Unión Europea, ejemplo de integración que buscan otros continentes, fue desarrollándose de forma pacífica hasta lograr convertirse en lo que es actualmente, una unión económica, política y judicial, que tiene como precedente hitos en la historia internacional y acciones que generaron la desconfianza de un continente sentando las bases del inicio de integración en forma de prevención de que no se vuelva a repetir la historia que marcó al mundo. 

Bernecker, W. (2015) La unificación de Europa después de la Segunda Guerra
Mundial: Retos y desafíos en un mundo globalizado. Revista Tribuna Internacional

https://doi.org/10.5354/rti.v4i8.38176

Domingo, R. (2023) Robert Schuman y su idea de Europa. Universidad de Navarra

https://www.unav.edu/opinion/-/contents/11/08/2023/robert-schuman-y-su-idea-de-europa
/content/CnBM7sduyZOb/59797950

Luzárraga, F. (2020) El debate ciudadano en la conferencia sobre el futuro de Europa. Consejo
Federal Español

https://www.movimientoeuropeo.org/wp-content/uploads/2020/05/En-el-70-aniversario-d
e-la-Declaraci%C3%B3n-Shuman-El-debate-ciudadano-en-la-conferencia-sobre-el-futur
o-de-Europa.pdf

Unión Europea (s.f.) Declaración Schuman de mayo de 1950. Dirección General de
Comunicación

https://european-union.europa.eu/principles-countries-history/history-eu/1945-59/schuma
n-declaration-may-1950_en